En general podemos entender por deportes extremos, las actividades de ocio que posean algún componente deportivo, pero que debido a circunstancias especiales o situaciones particulares implícitas, como el peligro y la dificultad para realizarlos, se les consideran extremos o peligrosas.

Pero alguna vez se han preguntado ¿Por qué, en años recientes este tipo de actividades han ganado mayor popularidad entre el público en general?

Existen diferentes motivos, te mencionamos los más importantes a continuación:

         Combate el aburrimiento, la depresión y el estrés: normalmente cuando practicamos algunas de estas actividades nos forzamos a salir de nuestra zona de confort y de lo que habitualmente hacemos, además de que por su naturaleza, nos hacen liberar adrenalina; numerosos estudios han determinado que un dosis moderada de esta substancia ayuda a reducir los niveles de estrés, así como los síntomas de tristeza crónica.

         Contacto con la naturaleza: la mayoría de estas actividades se realizan al aire libre, lo que nos permite salir del ajetreo diario de la ciudad para tomar un respiro de aire fresco y limpio, así como disfrutar de un hermoso paisaje. En la mayoría de los casos en las afueras de las grandes ciudades tenemos muchos parajes de gran belleza los cuales la mayoría desconocemos.

         Autoestima: Debido a las circunstancias en que se realizan, estas actividades siempre exigen por sí mismas un grado de reto y exigencia física. Sin embargo, se puede empezar a practicar desde lo más básico y sencillo para gente que no tiene la suficiente experiencia; al mismo tiempo, el darnos cuenta que somos capaces de sortear poco a poco las dificultades de estas actividades y eventualmente subir de nivel, nos hace sentirnos más satisfechos y con mayor confianza.

         Disciplina y autoconocimiento: Estas actividades poseen diferentes grados de dificultad, sin embargo siempre demandan que nos entreguemos a ellas en cuerpo y mente. El poder mejorar y aumentar la dificultad de las mismas, exige que constantemente nos preparemos físicamente y entrenemos nuestro cuerpo, así mismo mejorar nuestra concentración mental para evaluar nuestras capacidades, limitaciones y miedos. El único contrincante es uno mismo cuando intentamos superarnos día a día. Eventualmente terminaremos conociéndonos mucho mejor.

         Nos hace más felices: en definitiva, el practicar alguna de estas actividades nos hacen sentirnos más felices, esto debido a que cuando se practican nuestro cuerpo secreta la famosa triada, dopamina, serotonina y adrenalina. Se ha comprobado que estas substancias provocan un estado de felicidad y bienestar.

Si te gustan las experiencias y deportes extremos, eres de espíritu aventurero y vives en Guadalajara o estás de visita en esta ciudad o en sus alrededores, debes saber que muy cerca de ella hay varios lugares que te permiten disfrutar de este tipo de experiencias para que puedas satisfacer tu gusto por lo extremo de una forma segura y supervisada por expertos. Si te interesa puedes revisar el siguiente artículo: Top 5 de actividades extremas en Guadalajara